Primera sesión de trabajo Junio AMPI MEM

Asiste a la Primer Sesión de Trabajo del mes de Junio, con el tema “Particularidades de la Compraventa con Reserva de Dominio y a Plazos”, impartido por el Lic. Nicolas Maluf Maloff​.

Anuncios

FOVISSSTE exhorta a sus derechohabientes a ejercer su crédito

Abril 2016

acercate

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (FOVISSSTE) informa:

A todos los trabajadores derechohabientes del ISSSTE que deseen ejercer un crédito para vivienda durante este 2016, se les invita a acercarse a las oficinas del FOVISSSTE en su entidad para solicitarlo.

Los interesados pueden llamar al  01 800 3684 783, ingresar a la página de internet http://www.fovissste.gob.mx para obtener más información o seguirnos a través de las redes sociales en Facebook: FovisssteMX, Twitter: @FOVISSSTEmx, Instagram: FovisssteMX, y Youtube: FOVISSSTE.

Para este año, el FOVISSSTE tiene previsto otorgar 121 mil 102 créditos de sus diferentes esquemas, de los cuales 76 mil 102 son para adquirir vivienda nueva o usada y 45 mil son financiamientos para ampliar, remodelar o mejorar una casa.

Al cierre de marzo, el Fondo reporta un avance de 54 mil 980 créditos que ya se encuentran formalizados o en trámite, por lo que se exhorta a los derechohabientes interesados a iniciar sus trámites lo más pronto posible.

El Fondo llama a sus derechohabientes a informarse de los tipos créditos con los que cuenta para elegir uno acorde a sus necesidades, como son: Tradicional, con Subsidio, Respalda2, Respalda2 M, Alia2 Plus, Pensionados, Conyugal y FOVISSSTE en Pesos.

El FOVISSSTE continúa trabajando para que cada vez más mexicanos puedan acceder a una casa digna, cercana a las fuentes de trabajo y que cuente con todos los servicios básicos, en concordancia con los objetivos de la Política Nacional de Vivienda que implementa el Gobierno de la República.

LogoFovissste2

Protege tus propiedades contra los fraudes

El Financiero.com

Más vale prevenir. Si posees alguna propiedad que está abandonada, toma precauciones para evitar que sea ocupada indebidamente o vendida por un tercero. Así evitarás un largo
y oneroso proceso de recuperación.

monitoreo-fraude_registral_LNCIMA20160505_0098_5

Si eres dueño de una propiedad o terreno que por cualquier razón está desocupado, ten mucho cuidado, pues una desatención podría provocar paracaidismo o fraudes inmobiliarios de delincuentes que pretenden vender propiedades que no les pertenecen. Evita estas situaciones con unos sencillos pasos.

Primero, es importante tener el título de propiedad a nombre del dueño, quien será la única persona legitimada para realizar procesos de recuperación ante una eventual ocupación por un tercero sin derecho sobre el inmueble. En caso de herencia, es importante realizar los trámites necesarios para transferir la propiedad.

Segundo, evita la impresión de abandono. Si es un terreno, coloca una barda y dale mantenimiento. Si es una casa, cierra bien puertas y ventanas.

Coloca un letrero que diga “no está en venta” o “propiedad privada” y preséntate con los vecinos para solicitarles apoyo en caso que detecten cualquier comportamiento sospechoso. Esto no es sustituto para un monitoreo constante de tus propiedades, que también es recomendable.

TIPS:

Asegúrate que el título de propiedad esté a nombre del dueño, así como tener toda la documentación del inmueble en regla.

Procura que el bien inmueble no luzca abandonado y coloca un letrero del estatus de la propiedad (en venta o no); también haz visitas regulares al lugar.

Monitorea la App “Alerta Inmobiliaria” del gobierno de la Ciudad de México (Android y iOS) que notifica si una propiedad está involucrada en una venta potencial.

Una protección más es la aplicación “Alerta Inmobiliaria” del gobierno de la Ciudad de México (disponible para Android y iOS), que notifica en caso que una propiedad sea objeto de una anotación de inicio de operación, es decir que esté involucrada en una venta potencial.

“El despojo puede llegar a provocar problemas de recuperación para el propietario. Por regla general la propiedad no se pierde, pero los procesos para recuperar la posesión pueden ser tardados y costosos, por lo que deben prevenirse”, dijo Héctor Galeana, presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

El proceso inicia con una denuncia penal que sólo puede ser presentada por la víctima acreditada y puede devenir en un juicio legal de ocho a 18 meses.

Un despacho de abogados que prefirió mantenerse anónimo calculó los costos de representación entre cinco y ocho mil pesos por el escrito inicial y de mil 500 a dos mil pesos mensuales. Es decir, el costo del proceso podría ascender a 44 mil pesos.

Galeana advirtió que en el caso de las compras precipitadas, incluso los notarios pueden ser víctimas de un fraude inmobiliario. “La maduración de estas compras es de tres semanas a dos meses para comprobar IFE, predial, suministro de agua, libertad de gravamen”, agregó.

¿La inflación afecta mi crédito hipotecario?

 / Forbes México

Inflacion-Hipoteca-600x350

La inflación es uno de los pocos fenómenos económicos sobre el que la mayoría de las personas tiene una idea bastante clara. Se sabe que cuando la inflación crece rápidamente afecta la capacidad de compra, tanto de las personas como de las empresas. Para alguien que destina un porcentaje alto de su ingreso a bienes de consumo inmediato como alimento, vestido o transporte, un alza severa y sostenida de los precios puede dañar seriamente su calidad de vida. Los mexicanos tenemos amplia experiencia lidiando con los efectos negativos de la inflación.

Durante la década de los ochenta, la economía mexicana registró incrementos exorbitantes en los precios, que lastimaron principalmente a la clase trabajadora. Cabe recordar que entre 1983 y 1988, la inflación acumulada fue de 3,336%, según cifras del Banco de México.

Sin embargo, la inflación, si es moderada, puede tener efectos positivos en determinadas circunstancias. Por ejemplo, cuando hablamos de instrumentos financieros, la inflación puede ser un aliado de aquellas personas que han contraído una deuda. Veamos por qué.

Cualquiera que para comprar una casa haya contratado un crédito hipotecario podría preguntarse ¿cómo influye la inflación en mis pagos mensuales y cuál es su efecto en la tasa de interés que se pactó para el crédito? Tratemos de responder estas preguntas a través de un ejemplo.

Pensemos que a una persona le fue concedida una hipoteca por un monto de $300,000 bajo un esquema de tasa fija y pagos o cuotas iguales durante la vigencia del préstamo. Digamos que, en las condiciones actuales del mercado inmobiliario, no sería descabellado que a una persona le ofrecieran una tasa de interés de 10% anual y que la vigencia del crédito fuera de 10 años.

Bajo estos parámetros, el monto mensual que habría que desembolsar para el pago de esta hipoteca sería de $3,965, y el total de intereses que cobraría la institución financiera que haya otorgado el crédito ascendería a $176,000. Con este esquema, el acreditado destinaría aproximadamente $47,580 cada año para el pago de su hipoteca.

Imaginemos ahora que esta misma persona percibe ingresos de $150,000 al año, por lo que la hipoteca absorbería casi un tercio de su salario al día de hoy. Adicionalmente, podemos suponer que la tasa de inflación de la economía será de 4% anual durante los próximos 10 años, que –dado el comportamiento de esta variable en la última época– es razonable asumirlo.

Efectos positivos

En un escenario como el que acabamos de describir, el efecto de la inflación sobre el crédito es que, al tener cuotas fijas, la proporción del salario destinada al pago de la hipoteca disminuirá con el tiempo, incluso si los incrementos al salario están por debajo de la tasa de crecimiento de los precios.

Para ejemplificar lo que acabamos de explicar, digamos que el salario crece únicamente 2.5% al año (recordemos que establecimos una tasa de inflación de 4%. Esto significa que para el último año de la vigencia del crédito, el ingreso de la persona que solicitó la hipoteca creció de $150,000 a $192,012 anuales, por lo que el pago en el décimo año del préstamo absorberá únicamente el 25% de sus ingresos. Esto se compensará, en parte, con el alza en los precios en otros rubros del gasto.

Como vemos, al menos en este contexto muy específico, con una tasa de interés fija y cuotas mensuales constantes, la inflación puede llegar a tener efectos positivos en la economía de las personas. La tasa real de interés que enfrentan las personas que han contratado una deuda, en este caso una hipoteca, disminuye con la inflación, aliviando la carga financiera de los deudores, siempre y cuando el ingreso se ajuste también, aunque no lo haga en la misma proporción que los precios.

El arte de saber escuchar en el mundo de los negocios

saber-escuchar

En este mundo globalizado la habilidad de ser un buen comunicador es altamente valorada.  Sin embargo, la habilidad de “saber escuchar” es tal vez aún más importante y, a la vez, difícil de desarrollar

El buen comunicador que no sabe escuchar corre el riesgo de expresar en forma elocuente cosas que no le interesan a su interlocutor privando a éste de recibir informaciones y conocimientos que requiere o hasta puede decir cosas que no le convienen del todo.

Ahora nos preguntamos ¿Por qué no resulta tan fácil desarrollar la habilidad de saber escuchar

Muchos investigadores del tema indican que nuestra cultura, desde los filósofos de la antigüedad hasta la actualidad, ha dado gran énfasis a la comunicación escrita (literatura, poesía, etc) y  hablada (oratoria).  Es decir, se ha concentrado en el arte de expresar el pensamiento, pero se ha descuidado en desarrollar elarte de escuchar.

Otro aspecto, tal vez más contemporáneo, es el hecho que,en la actualidad, debido a la frenética actividad humana, donde hay que hacerlo todo para ayer, pareciera que no existiera tiempo para escuchar.

Errores a la hora de escuchar

Mucha gente centra su atención en lo que va a decir una vez termine de hablar la otra persona sin prestar mucha atención en la información que está recibiendo ni mucho menos en reconocer el tono o los matices emotivos utilizados por la otra persona.

Además de ese error, existen otros que se deben evitar si queremos escuchar con verdadera atención y que detallamos a continuación:

  • Observar sólo lo externo sin tomar en cuenta el contenido.
  • Interrumpir constantemente al que habla para hacer algún señalamiento
  • Concentrarse en una porción del mensaje sin darle importancia a su totalidad.
  • Adaptar todo a una idea preconcebida.
  • Prescindir de escuchar lo que resulta difícil.
  • Permitir que las emociones bloqueen el mensaje.
  • Ponerse a pensar en nuestros problemas en lugar de concentrarse en lo que se escucha.

Características que no permiten escuchar bien

Otro aspecto que es necesario tomar en cuenta son las características propias de cada uno. En este sentido, se debe superar las siguientes características para ser un buen escucha

Timidez. Los tímidos tratan de atraer la atención de los demás. Si no lo logran, se sienten menospreciados, y se vuelven resentidos, callados y apáticos. Su actitud les impide recibir el mensaje. Y por eso se les hace imposible escuchar bien.

Nerviosismo. Si se pone muy nerviosa y se preocupa demasiado antes de una función social, entonces no podrá escuchar a nadie. Los estudios sicológicos han demostrado que hace falta un estímulo de cierto nivel para poder escuchar debidamente. Pero el exceso de actividad mental le causará íansión e impedirá que pueda prestar atención de forma continua y constante. ¡Relájese! Respire profundamente para aflojar los músculos de los hombros y el cuello o, si puede, haga ejercicios

Afán de argumentar. La persona argumentativa hubiera interrumpido a Einstein en medio de la explicación de sus teorías para decirle: “Oiga, me parece que usted no entiende bien esto de la relatividad”. Suele molestar a los demás rectificándoles detalles sin importancia. Discutir con otra persona en el campo que es su especialidad resulta bastante tonto. Y argumentar por cositas pequeñas y triviales es irrelevante. Además, convierte el intento de comunicación en una polémica. Escuche antes de enfrascarse en discusiones.

Locuacidad extrema. A quienes hablan por hablar les viene bien el consejo dirigido a los discutidores. Son personas que generalmente emiten opiniones sin ninguna base, cuentan historias que no vienen al caso y jamás tratan de escuchar a nadie. A menudo censuran inadvertidamente a alguien que tienen delante, por lo que pasan bochornos y hieren los sentimientos de los demás. Pero no son gente egoísta, sino looooca por impresionar al prójimo.

La estrechez mental. Tiende a ser característica de quienes recibieron una crianza muy rígida. La gente de mente estrecha se siente vejada cuando alguien no está de acuerdo con sus opiniones prefabricadas. Además, está tan aferrada a la seguridad que le ofrecen sus prejuicios, que cualquier idea nueva constituye una amenaza. Peor aun es que este individuo no puede ser imparcial, y la imparcialidad es imprescindible para el desarrollo del sentido del humor. En fin, son gente muy aburrida.:

Consejos para ser un buen escucha

Con base a lo anterior, surgen las siguientes preguntamos ¿Qué significa saber escuchar? y ¿Cómo podemos escuchar verdaderamente?

En cuanto a la primera interrogante podemos definir el concepto “saber escuchar” como aquella habilidad que nos posibilita comprender a los demás, en lo que se incluye percibir sentimientos y perspectivas de las otras personas e interesarse activamente por sus preocupaciones.

Saber escuchar nos brinda varios beneficios que resultan útiles tanto en nuestra vida personal como profesional y los cuales detallamos a continuación:

Eleva la autoestima de quien habla ya que lo hace sentirse importante permitiendo una comunicación e interrelación más fluida y agradable.

  • Facilita, a la persona que escucha, la identificación de los intereses y sentimientos de quien habla.
  • Se reducen los posibles conflictos por malas interpretaciones
  • Se aprende de los conocimientos de quien habla.
  • Quien escucha con atención proyecta una imagen de respeto e inteligencia.

Con relación a la pregunta ¿Cómo podemos escuchar verdaderamente?, existen varias estrategias que podemos implementar para desarrollar esta habilidad y que describimos a continuación:

  • Dedicar el tiempo necesario para escuchar a la otra persona. La paciencia y la voluntad son características esenciales para ser buenos escuchas.
  • Ayudar a la otra persona para que se sienta libre de hablar.
  • No interrumpir.  Usted no puede escuchar si está hablando
  • Formular preguntas especialmente si no comprende algo que la otra persona le está diciendo. Esto estimula al otro y muestra que usted está interesado.
  • Reconocer los sentimientos ajenos y el lenguaje corporal de la conversación.
  • Eliminar las distracciones.  No jugar con, por ejemplo, pedazos de papel o con los dedos.
  • Ser empático.  Trate de comprender el punto de vista de la otra persona.
  • Mantener la calma y el buen humor.  Las discusiones y las críticas deben ser evitadas.
  • Resumir o expresar con las propias palabras lo que se ha dicho.

En resumen, la habilidad de saber escuchar requiere, sobre todo, un esfuerzo empático, de “ponerse en los zapatos de los demás”, dejar a un lado, aunque sea temporalmente, nuestros problemas, temores y miedos y asumir que otros pueden ver el mundo de manera diferente.

Igualmente, requiere ser capaces de controlar las emociones propias que nos pueden producir escuchar alguna opinión que no resulte de nuestro agrado, o no coincida con nuestro punto de vista.

Fuente: http://www.rrhh-web.com/saberescuchar.html

Cómo vender tu casa o departamento

Captura de pantalla 2016-05-19 a las 5.54.23 PM

Si por algún motivo has decidido vender tu casa o departamento, trata de que estén lo más atractivos posibles para que los clientes que te visiten se animen a comprar el inmueble. Haz una inspección completa a fin de que detectes imperfecciones de éste y que puedan obstaculizar su comercialización.

Entre los factores que determinan la venta de una casa o departamento, están el precio, la forma de pago, el entorno donde se encuentre y las condiciones del inmueble, y en todos ellos, un propietario puede influir en mayor o menor grado.

Una vez que has considerado todos estos aspectos y la propiedad está lista para la venta, piensa si tienes la experiencia necesaria para que tú mismo lleves a cabo el proceso de venta, es decir, si sabes el valor real de tu vivienda, la documentación que debes tener al corriente, los pagos de impuestos que vas a realizar y los mecanismos de publicidad que utilizarás, entre otros.

Otra opción es que recurras a los servicios que ofrecen las agencias inmobiliarias, pues además de vender tu casa o departamento te brindan asesoramiento sobre el comportamiento del mercado inmobiliario y aspectos jurídicos (Prefiere siempre contratar Agencias Inmobiliarias Asociadas a AMPI). De esta manera, evitas realizar trámites engorrosos y pérdida de tiempo. Pero recurrir a este tipo de agencias implica pagar cierta comisión en caso de que consigan un comprador. Veamos con detalle el proceso de venta.

TÚ MISMO LA QUIERES VENDER

Si por algún motivo decidiste ofertar tu inmueble al mejor postor, y de inmediato has colocado anuncios en el periódico, internet, en la fachada de tu casa o departamento, etc., pues sólo te queda esperar que pronto te visiten los posibles compradores y llegar a un arreglo en cuanto el precio. Parece sencillo, pero no lo es.

En este tipo de transacción no dejes de lado los procedimientos financieros y legales. Por ello, no firmes ningún documento, contratos privados o promesas de venta, sin la asesoría previa de un notario. Toma en cuenta esta recomendación, porque ante el incumplimiento de contrato o falta de pago o de liquidez, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) no interviene para resolverlo por tratarse de un asunto entre particulares. En este caso, el afectado tendrá que contratar los servicios de un abogado y acudir a levantar una demanda de carácter judicial ante el Tribunal Superior de Justicia Estatal. Al respecto, en el Distrito Federal puede solicitar información en los teléfonos 5134-1100 y 5134-1400.

PUEDES ACUDIR CON UN AGENTE INMOBILIARIO

Si no tienes tiempo para llevar a cabo todo el procedimiento de comercialización, puedes recurrir a los servicios de un agente inmobiliario, quien te asesora e intermediar en la venta, compra, alquiler y evaluación de bienes inmuebles.

Un agente debe identificarse como afiliado de un sistema o asociación inmobiliaria reconocida, además de dar los datos suficientes para demostrar su capacidad legal para promover un inmueble y que tenga experiencia en la zona.

Cerciórate de su experiencia y capacidad, así como de la solvencia económica de la agencia que representa y, sobre todo, cuando se trata de un agente independiente. Por eso, corrobora que sea una persona con experiencia en el tipo de propiedad que vas vender, que esté debidamente establecido, que te proporcione referencias, tanto de la agencia que en su caso represente, como personales.

Para las personas que viven en la Ciudad de México, a partir de agosto de 2012, con la publicación de la Ley de Prestación de Servicios Inmobiliarios del Distrito Federal, están protegidos de personas que se ostentan como agentes inmobiliarios sin serlo, ya que se otorgarán licencias de operación y se integrarán a un padrón oficial. Así, los agentes contarán con licencia, lo que significa que la persona que asesore tanto a vendedores como a compradores cuenta con conocimientos, capacidad y experiencia, es decir no es un intermediario que se involucra en una operación y luego desaparece.

No te olvides de preguntar cuánto de cobrarán por vender tu casa, generalmente el porcentaje oscila entre 5% y 6% del precio de venta total de la vivienda.

QUÉ HACE UN NOTARIO

El notario público que te vaya a proporcionar el servicio debe ser una persona colegiada, es decir, que pertenezca a algún colegio o instituto de valuadores, ingenieros, arquitectos o notarios, entre otros. Él desempeña un papel importante en los trámites de la venta de una vivienda, porque es el encargado de dar certeza jurídica tanto a la parte vendedora como a la compradora según lo siguiente:

a) Revisa la validez de los documentos presentados por la parte vendedora, y de acuerdo con los mismos, determina la capacidad legal de ésta última para disponer del inmueble.

b) Obtiene del Registro Público de la Propiedad correspondiente y de las distintas tesorerías o Administraciones de Rentas, las respectivas constancias en las que se acredita que el inmueble está libre de gravámenes o limitación de dominio, y que el propietario está al corriente del pago de sus contribuciones.

c) Calcula, recauda y paga los impuestos locales y federales que cause la compraventa.

d) Expide un testimonio (copia certificada de la escritura con todos sus comprobantes) y tramita su inscripción en el Registro Público de la Propiedad donde se registra al nuevo propietario.

e) Cobra los derechos de avalúos, gestorías y demás gastos que genere una escrituración.

Recuerda que los honorarios del notario se calculan en función de lo que la autoridad le señala que debe cobrar, el llamado “Arancel”, por ejemplo en el Distrito Federal es del orden de la sexta parte del pago total hecho al notario, según el Colegio de Notarios del Distrito Federal.

Si deseas más asesoría llama al Colegio de Notarios del Distrito Federal al teléfono 5511-1819. Para realizar consultas en otras ciudades, puede contactar a la Asociación Nacional del Notariado Mexicano en el teléfono (0155) 5514-6058 y 5525 6452.

También puedes su sitio de internet www.notariadomexicano.org.mx, en el que encontrarás un directorio por estados.

LOS DETERMINANTES DE UNA VENTA EXITOSA

Trata de que tu vivienda tenga el precio más adecuado a la realidad, para no sobrevalorarla y evitar que los compradores busquen otras opciones. Por ello es recomendable contratar los servicios profesionales de valuadores autorizados por las distintas Tesorerías estatales o Catastros municipales de los lugares de ubicación de los inmuebles. Una valuación profesional permitirá conocer el valor de la propiedad y fijar un precio real.

Hay dos maneras de conocer el valor real de una casa o depratamento. La primera, es aquella que realiza un perito, quien para avaluar considera el valor de calle, es decir, el valor por metro cuadrado de un lote tipo. Por ejemplo, si en una colonia determinada, el lote tipo es de 10 por 20 metros lineales, o sea 200 metros cuadrados, cualquier variante de frente, fondo, tamaño o forma, afecta el valor hacia arriba o hacia abajo. También toma en consideración el tipo de construcción, su edad y las mejoras que se hayan hecho a la vivienda, entre otras.

La segunda forma de conocer el valor de una casa o departamento es un estudio comparativo de mercado, el cual consiste en comparar los precios de venta que se hayan obtenido recientemente, al menos durante los últimos seis meses, de casas similares. Este estudio, por lo general, lo realizan los corredores o agencias de bienes raíces, quienes también acostumbran dar una “opinión de valor” que consiste en poner por escrito la información y sensibilidad del mercado en determinado momento.

Otro aspecto importante que debes tomar en cuenta es el estado físico de la propiedad. Es decir, antes de ponerla a la venta límpiala, mantenerla libre de escombros y basura, arreglar los problemas estructurales que presente la vivienda, tales como grietas, goteras, plafones, daños en la cañería, pinta las áreas que lo necesiten. Durante la visita de posibles compradores es importante abrir cortinas y ventanas para que permitan la entrada de luz natural y el flujo de aire fresco. De esta manera se creará un ambiente propicio para la venta.

La ubicación del inmueble influye mucho para su venta. Cuando se localiza cerca de cerca de avenidas importantes, espacios de recreación (centros comerciales, mercados públicos, parques, cines, etc.), escuelas y con acceso a diversos transportes públicos, es más fácil su comercialización.

DOCUMENTACIÓN QUE NECESITAS TENER

Según el Consejo del Colegio de Notarios del Distrito Federal, A.C., para la venta de una vivienda se requieren los siguientes documentos:

a) Título de propiedad o escritura notarial inscrita en el Registro Público de la Propiedad del lugar de ubicación del inmueble.

b) Acta de matrimonio, en caso de haber adquirido el inmueble estando casado. Cuando el vendedor del inmueble lo adquirió al estar casado bajo el régimen de sociedad conyugal, legal o en copropiedad con su cónyuge, debe comparecer éste a la firma de toda la documentación relativa a la compraventa.

c) Boletas de predial y agua pagadas, cuando menos de los últimos cinco años.

d) Recibos de luz o teléfono de los últimos dos años.

e) Contrato(s) de arrendamiento en el caso de estar arrendado el inmueble.

f) En caso de tratarse de un inmueble bajo el régimen de condominio, se requiere el reglamento del condominio y una constancia expedida por el administrador sobre la existencia de no adeudos en cuotas de mantenimiento y fondos de reserva.

g) Presentar una identificación oficial.

h) Croquis de localización para facilitar la ubicación.

ESTRATEGIAS DE PROMOCIÓN

Para llegar al mayor número de clientes elige los mecanismos apropiados para promocionar la vivienda durante un tiempo adecuado, a continuación te mencionamos algunos:

a) Contrata un Agente Inmobiliario

b) Letreros visibles desde la calle.

c) Carteles distribuidos por los lugares cercanos a tu domicilio.

d) Anuncios en revistas y periódicos.

e) Un letrero fuera de la propiedad

f) Utiliza internet. Hay diversos portales que promueven la venta de vivienda. Aquí te dan la oportunidad de agregar fotos, videos y planos para una mejor promoción (Esto cuesta y no es tan sencillo).

g) Firmar un contrato con el profesional inmobiliario AMPI.

UNA VEZ VENDIDA LA PROPIEDAD

Cuando hayas vendido tu casa o departamento, tienes un plazo aproximado de 30 a 45 días para elaborar y firmar la escritura de compraventa y, por consiguiente, entregar el inmueble a su nuevo propietario.

La documentación que debes entregar a la Notaría que hayas designado es la siguiente:

a) Boletas de Agua y Predial. El Notario exigirá la comprobación de pago de los últimos 5 años.

b) Solicita a la Notaría un recibo pormenorizado de todos y cada uno de los documentos que entregues, eso le facilitará el control.

c) Facilite el acceso a la propiedad a los valuadores que deberán participar en la operación, su trabajo es determinante para efectos fiscales y del crédito.

d) En el contrato se estableció un plazo máximo para llegar a la escrituración, lo que significa que para esa fecha debes entregar el Inmueble.

e) Es importante no descuidar el pago oportuno de luz y/o teléfono, ya que serán a su cargo todos los servicios y gastos originados con fecha anterior a la escrituración del inmueble, aunque su cobro sea posterior.

f) Si por algún motivo consideras que no estarás en posibilidad de acudir personalmente a la firma de la escritura en las fechas previstas, avíselo al notario para tramitar un poder con suficiente anticipación.

g) Solicita en la Notaría varios días antes de la escrituración, un desglose de los posibles gastos o pagos a su cargo, para que los conozca y estés preparado para cubrirlos. Igualmente procura que su comprador sea informado oportunamente de aquellos que correrán por su cuenta.

A LA FIRMA DE LA ESCRITURA

a) Llegue con media hora de anticipación por cualquier imprevisto.

b) Los participantes en la operación deberán identificarse con una credencial oficial vigente con fotografía.

a)Lleve consigo las llaves del inmueble para poder hacer entrega de la posesión del mismo al comprador.

b) Entregue al comprador todos los documentos que aún conserve del inmueble, como contratos de gas, luz, planos, etc.

c) Solicite al comprador de su casa que el pago cualquier saldo pendiente del precio convenido, se lo haga mediante cheque de caja.

CONTRATOS REGISTRADOS EN PROFECO

De acuerdo con el artículo 73 La Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) los modelos de contratos relacionados con proveedores, sean fraccionadores, constructores, promotores (corredores inmobiliarios) y demás personas que intervienen en la asesoría y venta al público de viviendas destinadas a casa habitación, deben registrarse ante la Procuraduría Federal del Consumidor.

SI NO TE CUMPLEN PRESENTA UNA QUEJA

Cuando algún promotor inmobiliario no respete el precio, las cantidades, plazos, términos, entregas, condiciones, modalidades, características, garantías, intereses, y demás compromisos referentes a la operación celebrada en forma verbal o escrita, se puede presentar una queja ante Profeco. Los requisitos para presentarla son los siguientes:

a) Nombre, domicilio e identificación oficial del consumidor.

b) Copia del contrato, comprobante o recibo de la operación.

c) Nombre y domicilio del proveedor que aparece en el contrato, comprobante o recibo. En caso de no aparecer en ninguno de estos documentos, señalar el lugar donde puede ser localizado.

d) Descripción del bien o servicio que se reclama y la narración de los hechos que dieron lugar a la queja.

e) Llenar el formato de recepción de queja.

RECOMENDACIONES

a) Si vas a vender un inmueble usado consulta a un notario para que estés seguro de que lo que vendes es de tu propiedad, pues de lo contrario estarías cometiendo delito.

b) No acudas con un supuesto notario que tenga oficinas en dos estados de la República, porque seguramente es un fraude.

c) Solicita información en al menos tres notarías y pregunta, de acuerdo con las características de la vivienda, aproximadamente cuánto te cobrarán por el trámite de las escrituras.

d) No adquieras un inmueble si no tiene escrituras, pues no tienes la certeza de que quien vende sea el verdadero propietario. Mejor acude con un notario antes de realizar cualquier transacción.

GLOSARIO DE TÉRMINOS

Honorarios. Los aranceles notariales especifican la tarifa que cobrará el notario, según el valor del inmueble, por un acto de traslación de dominio (compra de un inmueble).

Avalúo. Permite conocer el valor comercial del inmueble sobre el cual se calcularán los horarios del notario, impuestos y el costo de algunos trámites.

Impuesto sobre adquisición de inmuebles o impuesto sobre traslado de dominio. Impuesto aplicable a personas físicas y morales que adquieran un inmueble. Se calcula mediante una tabla y su valor está función del valor del inmueble.

Impuesto Sobre la Renta Cuando el valor del avalúo exceda el precio pactado en la compra, al total de la diferencia se le considera ingreso de quien adquiere y pagará un impuesto por esa ganancia.

Certificado de existencia o inexistencia de gravámenes. Es un documento que se realiza en el Registro Público de la Propiedad mediante el cual se comprueba la situación jurídica registral que guarda un inmueble, el cual tiene una vigencia de 30 días.

Derecho de inscripción en el Registro Público de la Propiedad. Este trámite permite la inscripción de documentos por los que se adquiera, transmita, o modifique la posesión de bienes inmuebles, según el Art. 196 del Código Fiscal del Distrito Federal. También existen leyes y reglamentos que rigen la función registral en cada entidad federativa.

Escritura notarial: Documento original redactado y autorizado por el notario, en el que se hacen constar actos jurídicos (Testamentos, poderes, adjudicación de bienes por herencia, contratos por compra-venta, donaciones, constitución de sociedades, entre otros).

Acta notarial: Documento que redacta y autoriza el notario, en el que hace constar hechos presenciados por él y para brindar certeza y seguridad jurídica (ratificación de firmas, constancia de hechos, notificaciones, entre otros).

Gravamen: Carga impuesta sobre un inmueble.

Arancel: Tarifa oficial que determina los derechos que se han de pagar por conceptos.

Testamento: Acto jurídico, unilateral, individual, personalísimo, libre solemne y revocable, mediante el cual quien lo realiza dispone, para después de su muerte de lo que haya de hacerse de sus bienes y derechos transmisibles, y expresa su voluntad sobre todo aquello que, sin tener carácter patrimonial, pueda ordenar, de acuerdo con la ley.

Poder: Autorización en virtud de la cual una persona ejerce en nombre de otra los actos jurídicos que ésta le encargue.

Fuente: http://www.profeco.gob.mx/